“En este momento ella se estaba yendo de la AFIP.
Fue una mañana negra para sus pretensiones económicas.
La AFIP la llamó de urgencia para que se presente con sus contratos, porque creen que evade impuestos. ¿
A un maestro de escuela rural le pasa lo mismo o los sabuesos son cholulos? Un auto importado fue el motivo de la discordia, de la marca de cuatro letras. Se sabe que trabajando en teatro no se gana tanto como para tener de la nada un auto así.
Ella fue convocada de urgencia y fue con su abogado y su contador.
La iba a esperar el jefe de AFIP. 
En la entidad no se quedaron conformes y le dijeron ‘pagá lo que tenés que pagar’ Vicky Xipolitakis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s