El gran Dia del Padre de Maxi Lopez

El futbolista pudo, finalmente, pasar su día como lo deseaba, luego de las trabas impuestas por Wanda Nara y las chicanas de Mauro Icardi. “Nada ni nadie nos va a separar”, afirmó.
Por Pablo Silva
Poco a poco se va cayendo la historia de Wanda Nara (27) y Mauro Icardi (21), luchando para evitar que se conozca la verdadera relación de Maximiliano López (30) con sus hijos, Valentino (5), Constantino (3) y Benedicto (2). La pareja busca, con la ayuda de su abogada, todos los huecos legales posibles para lograr que no haya contacto entre su padre y los pequeños, pero hasta el momento los abogados del estudio Beccar Varela van ganando por goleada pese a las barreras que utiliza Ana Rosenfeld para lograr que su clienta se quede la mayor parte del tiempo con los tres niños.
NADIE LOS SEPARA. Finalmente, el viernes 13 de junio, cinco días más tarde de lo acordado con Wanda, que se había comprometido a dárselos el domingo 8 de junio luego de la fiesta de su boda con Mauro Icardi, comenzó todo un escándalo en la casa del country Santa Bárbara. Maxi fue en busca de sus hijos, acompañado de la niñera y su abogado, Nara lo acusó de haber ingresado a su casa aprovechando que la puerta de la casa estaba abierta, pero todo era un montaje… Los chicos no se encontraban en la casa y ella sólo atinó a decir: “No te los pienso dar…”, gritó enojada, y sin dudarlo llamó al 911 para aumentar el dramatismo a su historia.
Finalmente pese a los reclamos en la departamental de El Talar, en el partido de Tigre, donde Rosenfeld pedía a los gritos ser atendida antes que el abogado Beccar Varela, la Justicia determinó que Maxi tenía acordado ver a sus hijos con antelación del 1 al 20 de junio pero siempre se mostró dispuesto a permitir el contacto de sus hijos con su madre, incluso accediendo a que compartieran el importante momento del casamiento de su mamá, entre el 6 y el 8 de junio. Luego de este escándalo, el permiso para el futbolista se extendió hasta el día 22, apenas recuperando dos de los cinco días que debió resignar por las locuras de la reina botinera.
Por todo lo anterior, el Día del Padre el domingo pasado era un día muy esperado. El Sensacional acampó en la puerta del edificio donde vive López para esperar por los movimientos del delantero de la Sampdoria, pero él pasó toda la gris jornada de domingo junto a su familia -madre y hermana, además de sus sobrinos-, disfrutando de sus hijos. La camioneta Mercedes Benz que siempre utiliza para movilizarse por Buenos Aires quedó todo el día guardada en el garaje del edificio, pero, según pudimos averiguar por algunos comentarios de la gente de seguridad del lugar, el departamento se fue llenando con la cercanía de partido de Argentina-Bosnia, que se disputaría a las 19, e ingresaron varias parejas amigas con sus respectivos hijos para acompañar al futbolista. Cerca de las 23, Maxi, Valentino, Constantino y Benedicto, quedaron solos para disfrutar de su propia intimidad y hacer vida de familia entre ellos cuatro.
Nuestras fuentes, apostadas en el edificio del futbolista, deslizaron que la frase que el delantero les dijo a sus familiares, antes de abrirles la puerta al final del día, fue “nada ni nadie nos va a separar”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s