Llanto y desconsuelo en Intrusos. Un duro testimonio tuvo como escenario el piso del programa de espectáculos

El piso de Intrusos fue escenario de un duro testimonio cargado de llanto y desconsuelo. Jimena Campisi relató cómo es la vida de su hijo Milo, de un año y medio, que tiene como padre a Tomás Costantini. La rubia nuevamente debe acudir a la Justicia para lograr que su ex cumpla con lo que corresponde.
“Tomás no va a cambiar más, no le interesa su hijo, no lo quiere. Yo prefiero que se vaya y que no aparezca nunca más. No que haga esto de ir o venir. Después el nene no entiende nada”, arrancó contando entre lágrimas Jimena.
“A Milo no le falta nada, tengo una familia increíble. Pero con Tomás son desilusiones continuas. Él no va a cambiar más, no le interesa su hijo, no lo quiere. La cuota alimentaria no la está pagando. Pagó la mitad. Nunca cumplió con nada de lo que firmamos”, agregó.
Finalmente añadió: “El hace lo que le parece o lo que él quiere. Yo a este tema le di un punto final. Que se encarguen los abogados. Prefiero que se vaya y que no aparezca nunca más. No que haga esto de ir o venir. Después el nene no entiende nada”.
Cuando Marcela Tauro le preguntó si recibía amenazas por parte de los Costantini, la rubia lloró: “No quiero llorar, pero nunca me amenazó, es una psicopatía constante”, finalizó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s