La rodilla complica a Matías Alé y debe volver al quirófano

Ángel de Brito encendió la luz de alarma cuando compartió una imagen de la rodilla izquierda de Matías Alé totalmente inflamada. Al actor y participante de Bailando 2014 le falta un ligamento, los meniscos y una parte de la rótula. Debe pasar por el quirófano, pero hace tres años que sus compromisos laborales no se lo permiten.”Ya hablé con mi médico y le dije que sí o sí necesito operarme. Espero tener un bache en el trabajo para hacerlo”, contó Alé, pero aclaró que no piensa bajarse del certamen de Marcelo Tinelli: “Ojalá llegue lo más lejos posible, pero en cuanto termine mi participación y no tenga gira con la obra (Sé infiel y no mires con quien) lo hago. Supongo que no me iré de vacaciones antes de la próxima temporada de verano”.”No tengo estabilidad, me duele mucho. Cada vez que ensayo, cada vez que hago un mal movimiento, la rodilla se me inflama y quiere empezar a sacar líquido por cualquier lado”, graficó Alé, que pese a eso, no pone al dolor en el primer lugar de los motivos para intervenirse. “Lo hago porque quiero volver a jugar al fútbol, quiero volver a estar bien, no quiero tener la pierna así, sino me la dejó así, porque no quiero volver a pasar lo que pasé”, expresó, refiriéndose a la complicación que surgió tras su última operación: por un germen intrahospitalario pasó 60 días internado y casi le amputan la pierna.Una vez que se realice la cirugía, Alé deberá pasar entre 20 y 30 días sin pisar en una primera etapa de la rehabilitación. Luego, para volver a hacer actividad física (“bailar, jugar al tenis o al fútbol”, detalló), debe esperar entre 6 y 9 meses.En Ideas del Sur están atentos a lo que pasa con su rodilla a la que luego de cada ensayo tiene que ponerle “mucho hielo”. Pero, mientras la producción tiene en cuenta su estado, el jurado le tira dardos como si no conociera lo que sufre: “Eso es lo que a mí me da bronca. Me joden con el peso, pero no saben el tratamiento que tengo, inyectándome, tomando corticoides. Lo que pasa es que si yo lo digo, después dicen que me victimizo o estoy dando lástima. No es eso, estoy contando una realidad. Cualquiera va, dice que le duele un dedo, ponen un reemplazo y hacen todo un espamento y yo no puedo decir nada. Entonces, aprieto los dientes”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s