La declaración de la testigo clave

La chica dijo ante la Justicia que la adolescente fue golpeada y violada en un templo umbanda. “Le pusieron una bolsa en la cabeza por un rato”, detalló.

La testigo clave del crimen de Melina Romero declaró ante la Justicia que la adolescente fue golpeada y violada en un templo umbanda donde hubo una fiesta de sexo, alcohol y drogas.
La joven dijo en dos declaraciones testimoniales del 16 de septiembre y el 1 de octubre, que trascendieron hoy, que luego de haberla lastimado a Melina le colocaron una bolsa en la cabeza cuando “todaví­a respiraba” y que, pese a que ella querí­a llevarla a un hospital, los agresores se negaron.
Según informó Télam la fiscal del caso, María Fernanda Billone, otorgó la la libertad por “falta de méritos” a Javier Rodríguez (44), alias “El Pelado”, uno de los cuatro hombres que estaban detenidos.
Los detalles que dio son espeluznantes. La chica se rectificó respecto al lugar donde ocurrió la “fiesta” de sexo, alcohol y drogas en la que asesinaron a Melina, y dijo que todo ocurrió en un templo umbanda de un hombre al que conocía por el nombre “César”. La noche del sábado 23 de agosto Melina fue a festejar su cumpleaños al boliche “Chankanab” de San Martín, y esa fue la última vez que fue vista. 
Su amiga comprometió a los tres detenidos que actualmente tiene la causa: el adolescente de 16 años; Joel Fernández (20), alias “Chavito”, y Elías Fernández (18). En tanto que no mencionó a Rodríguez, el hombre que fue excarcelado por falta de méritos.
La menor declaró que Elías, Joel, el adolescente y Melina la fueron a buscar a su casa la madrugada del domingo 24 de agosto. La chica también mencionó que había otro hombre que ella no conocía y que manejaba un auto grande de color azul.
Insistió en que una semana antes, Joel le venía advirtiendo que estaban planeando “tener una fiesta con Melina y drogarla” y que vio que en el vehículo había pastillas en una botella, marihuana y cocaína. Aseguró fueron hasta un templo umbanda con los mismos jóvenes y que allí estaba un tal “César”, un hombre de 45 años, canoso, a quien conocía como “pai” o “padre del corazón” del menor de los jóvenes y tío de Elías.
Relató que en la habitación de ese hombre tomaron alcohol, se drogaron y bailaron y que “César” “iba y venía” del lugar. Según la “testigo clave”, Elías y el menor empezaron a manosear a Melina, pero cuando ésta dijo que se quería ir, la retuvieron y “César” apareció con un arma en la puerta para impedirles el paso.
La joven declaró que Melina esperaba al chico con el que se había besado en la puerta de “Chankanab”, pero que éste nunca llegó. En determinado momento, estaban bailando, los tres jóvenes le sacaron la ropa a Melina, le pegaron y la violaron, mientras ella se resistía a los codazos.
Según la testigo, Elías le limpió la cara a la víctima porque tenía sangre, dejó la prenda al costado y el menor le acercó otra limpia. “Melina no reaccionaba, respiraba lentamente, estaba inconsciente, como agonizando”, aseguró la chica y dijo que ella les pedía a los jóvenes que la llevaran a un hospital porque había quedado tirada en el piso, pero se negaron.
En ese momento, contó que se fue a llorar a un patio, luego apareció “César” y al ver a Melina les dijo: “Ah bueno, parece que la pasaron bien”. Luego, siempre según la testigo, vio que “César, Elías y (el adolescente) le estaban atando las manos y los pies (a Melina) con bolsas de supermercado a las que le dicen ‘camiseta’, de color blancas”.
“También le pusieron una bolsa en la cabeza por un rato, Melina todavía respiraba”, sostuvo la joven que dijo que intentó escaparse del lugar corriendo, pero Joel la detuvo. Siguiendo con el relato, la chica dijo que dos jóvenes y el tal “César” subieron el cuerpo de Melina al auto, dentro de una bolsa negra de consorcio en la que había piedras, y lo pusieron en el hueco del asiento delantero del acompañante.
Dijo que “César” fue quien manejó y todos los demás fueron en el asiento trasero y llegaron al arroyo Morón, donde llevaron el cuerpo por un sendero hasta un lugar al borde del agua y allí lo dejaron, según declaró el 1 de octubre último. En otra de las declaraciones, la del 16 de septiembre, la joven fue más específica y dijo que caminaron dos cuadras, entraron por un alambrado donde hay un cartel de la empresa 3M, y dejaron la bolsa, que rodó hasta la orilla.
Anteriormente, había manifestado que el cuerpo se había tirado desde un puente, pero en estas dos declaraciones dijo que ella fue quien se quedó allí y los demás fueron a deshacerse de Melina. Otra contradicción en las dos últimas testimoniales es que la llamada “testigo clave” primero había dicho que la “fiesta” había ocurrido en la casa del menor, pero ahora manifestó que ocurrió en el templo umbanda de “César”.

Anuncios

Marcelo Mazzeo: “Mi idea es llegar a una banca en el Congreso para combatir la inseguridad”

Por Noelia Marone

El reconocido abogado penalista anunció recientemente su acercamiento al Frente Renovador, en donde comenzó a formar parte del equipo técnico para combatir la inseguridad. En diálogo con REALPOLITIK, Marcelo Mazzeo aseguró que “vamos a elegir a Massa porque va a tener la decisión política como para cambiar el sistema”.

A continuación, la entrevista completa.

RP.- ¿Cómo se dio este acercamiento al Frente Renovador?

Se acercó gente del Frente Renovador, precisamente del sector de Marcelo D’Alessandro, que es un diputado nacional, y estoy trabajando en el equipo técnico en la temática de la inseguridad. Allí estoy aportando desde la experiencia que adquirí como abogado a lo largo de estos veinte años y le estoy dando mis perspectivas de cómo se puede solucionar a corto, mediano y largo plazo el tema de la inseguridad.

Para eso envié un escrito con varias medidas que se pueden implementar cuando sea gobierno Massa.  

RP.- ¿Alguna vez le habían propuesto anteriormente formar parte de un espacio político?

Sí, me habían propuesto ser parte del Pro de La Matanza como candidato a intendente. Pero no es cómodo para mí ese rol. Creo que voy a contribuir más en la labor parlamentaria que siendo jefe comunal.

RP.- ¿O sea que sus expectativas apuntan a ser legislador?

Sí, mi idea es llegar a una banca en el Congreso para combatir la inseguridad, o acompañando desde mi experiencia. No significa ser candidato a cualquier cosa por el mero hecho de hacer política. Si contribuyo para algo, sí.

RP.- ¿Qué fue lo que le hizo decirle sí al Frente Renovador?

Coincido con muchas ideas con respecto a la inseguridad que tiene Sergio Massa.Le veo decisión política para cuando tenga la posibilidad de ejercerla como presidente de Argentina en 2015. Lo vamos a elegir a él porque va a tener la decisión política como para cambiar de forma estructural el sistema en el cual estamos viviendo.

Hasta ahora lo que vi fueron parches como para mostrarle a la gente que se está haciendo algo pero son medidas inocuas que no solucionan ninguno de los problemas que tiene la gente en materia de seguridad.

RP.- ¿Qué medidas le propuso para intentar revertir la problemática que significa la inseguridad hoy en día?

Una de ellas es la creación de una agencia federal contra el crimen organizado, el narcotráfico, el lavado de dinero. Una especie de FBI que dependa del ministerio de Justicia para controlar los actos de corrupción. También propuse una reforma en la ley de migraciones para que tengamos una serie de requisitos normales como para que entre en Argentina gente de bien y no sicarios o narcotraficantes, que entran como quieren, por la puerta grande.

La educación, la inclusión social influye en lo que es la inseguridad y la comisión de delitos menores, pero acá lo que tenemos que hacer es una reforma estructural de la policía, de la Justicia; darle herramientas al estado para que controle los actos de los funcionarios. por ejemplo la creación de una oficina de asuntos internos que sea independiente de la policía, que dependa del ministerio de Justicia, de una comisión bicameral o algún poder del estado que controle los actos de corrupción dentro de la fuerza policial.

También es necesario implementar una ley sindical para darle las herramientas necesarias para darle al policía para que pueda reclamar como cualquier trabajador sus condiciones edilicias, de honorarios, la remuneración -que además debe ser mejor para que se sienta digna-.

Por otro lado el control de actividades delictivas intramuros con tecnología para impedir que se cometan delitos desde las cárceles tanto por parte de los internos como del Servicio Penitenciario. Hay que tener en cuenta que la mayoría de los secuestros exprés se comenten desde la cárcel. Se les puede permitir los teléfonos celulares pero que estén registrados a su nombre y se sepa a quién llama y cuándo. Además hay que tener un registro minucioso de cada chip que se vende -hoy se compran en cualquier lado- y que haya consecuencias también sobre las empresas que no cumplan con esos requisitos; y también una clausura de los comercios que los venden de forma indiscriminada. Con un registro los internos van a estar mejor controlados.

RP.- En la provincia se están implementando las policías comunales. ¿Le parece que más policías significa más seguridad?

No. La policía comunal puede tener un control sobre los delitos comunes, pero yo voy más allá, a la corrupción estructural, a la relación de la policía con el narcotráfico; al tratamiento que tiene este crimen organizado, que es en parte narcotráfico con los sectores de la Justicia y de la política.

Yo creo que hay que apuntar ahí más que al delito común. Bajando el nivel de corrupción estructural el delito común va  bajar porque la policía va a hacer lo que tiene que hacer, que es cuidarnos.

RP.- ¿Cómo se trabaja con el narcotráfico considerando que públicamente es algo reciente?

Narcotráfico hubo siempre pero ahora se permitió la entrada a los poderosos narcotraficantes y que se queden. Han entrado miles de millones de dólares en concepto de lavado de dinero para formar organizaciones. Ese dinero lo usaron para comprar voluntades policías, judiciales y de fuerza de seguridad. Sin eso no podría funcionar. Hasta que no arranquemos a combatir la corrupción de estos funcionarios públicos que en lugar de cumplir sus funciones se asocian con el delincuente, va a seguir acrecentándose el narcotráfico y el delito común

Fuente : Realpolitik

Robaron un blindado que traía escuchas de drogas a Reconquista

El hecho ocurrió hace algunos meses pero recién toma relevancia hace algunos pocos días y fue confirmado por las autoridades judiciales de Reconquista. “Eran escuchas de la SIDE que tenían grabaciones de causas de toda la provincia”, confirmaron.

Hace algunos meses, en la autopista Rosario-Santa Fe, un violento asalto se quedó con el contenido de un camión blindado. Entre las cosas que había en el interior, además de dinero había grabaciones de causas que investigan los juzgados federales de toda la provincia, entre ellos algunas causas de Reconquista y zona.

Las autoridades no comentaron sobre el caso y pasó desapercibido en todos los medios hasta este momento.
Lo ocurrido y la información fue confirmada por autoridades del Juzgado Federal de Reconquista.

El procedimiento habitual que realizan las autoridades en este tema es siempre el mismo. Las escuchas son realizadas por la SIDE en los teléfonos que están siendo investigados por la justicia. Una vez que se graban las conversaciones se los pasa a discos y cargados en un blindado en Buenos Aires y transportados por autopista, extrañamente sin custodia, hasta la ciudad de Santa Fe donde son recibidos por la Secretaría de Inteligencia. Allí un policía autorizado por el Juez Federal, y que está en la investigación del caso, busca las escuchas y las traslada, nuevamente sin custodia extra, hasta su despacho donde son desgrabadas para ser usadas en la causa.

El procedimiento es habitual y esta cotidianidad hizo que se descuiden algunas cuestiones básicas para preservar la información vital para las investigaciones.

En el caso del blindado robado en la autopista, transportaba escuchas de varias investigaciones que los Juzgados Federales de la provincia llevan adelante, entre ellos los juzgados de Santa Fe, Rosario y Reconquista.

El caso no fue esclarecido y no se sabe concretamente dónde terminaron esos discos. De todos modos las autoridades judiciales aclararon que “no se cayeron las causas” y que se envió nuevamente desde la SIDE otro paquete de discos para continuar con las investigaciones.