Polino y Pedro Alfonso se cruzaron en #ElAscensor de #LCDS y se dijeron de todo

De todo menos “hola”. Así fue la conversación que mantuvieron este sábado Marcelo Polino y Pedro Alfonso en el ascensor de “La cocina del show”, donde los mediáticos se cruzaron para debatir qué le molesta a cada uno de la personalidad del otro.

“Me molesta tu actitud en la pista, tratarte con guante de seda porque no se te puede decir nada. Que si un jurado te pone 9, el resto te tiene que poner 9. Es una actitud insoportable la que tenés”, disparó Polino.

Pero Alfonso no se quedó atrás: “A mí no me tenés que tratar con guantes de seda, pero vos me podés decir una cosa y yo te puedo contestar las cosas que no me parece que estén bien. Por ejemplo, cuando te vas de lo que es el baile y empezás a agredir. Vos también sos parte del show. Me quejo porque si hay tres 9 y después un 3, ya pienso que hay algo personal”, convino el marido de Paula Chaves.

Una de las preguntas del segmento estuvo dirigida a la opinión que Polino tiene de Chaves. “Ella te afecta negativamente. Viene ese combo, no sólo Paula, viene tu hermana, tu padre, te hacen el coro… Te hacen un acompañamiento, que cuando uno dice algo saltan. Es incómodo, me parece que te condiciona”, explicó.

“Yo creo que no. A mí me pone bien que vengan. Nadie de mi familia te dijo nada. Paula desde ‘ShowMatch’ jamás te dijo nada. Mi papá es muy educado, saben que hay algo personal. Son tres años ya…”, quiso defender Alfonso a su clan.

“Considero que a veces te dejás llevar por lo personal y perdés objetividad, o te ensañás con algo, o ves el punto débil y hacés hincapié ahí. Estoy seguro que a veces te gustó un baile, pero igual no hacés caso a lo que te gustó”, siguió el mediático sobre la actitud adusta del jurado.

“Chicos, no son tan importantes como para cambiar de nota. Estás diciendo que algo que me gusta no lo puntúo bien. No tengo problema con nadie. Vos sos el participante más quejoso que hay en este ‘Bailando’. Te quejás del 3, de qué te dicen”, disparó Polino. “Me quejé por las cosas que le decías a mi mujer”, terció Alfonso.

“Tu mujer viene porque está aburrida y se pone a charlar, falta que se traiga la pava y el mate”, espetó Polino. “Viene para acompañarme, que por ahí ese concepto no lo tenés”, retrucó Alfonso, quien le aconsejó a su enemigo del jurado: “Hay que tener cuidado, porque te puede comer el personaje de mala onda. Te podés relajar, te podés emocionar”.

“Mi consejo es que hagas terapia. Que resuelvas ahí lo que no podés resolver en la pista, estás con mucho éxito y todo te superó y ves en mí al enemigo de tu carrera y yo no quiero ese rol”, sentenció el chimentero.

Silvia D’Auro: “Loly Antoniale es una mala influencia para mis hijas”

“Rehacé tu vida y no rompas más las pelotas”, dijo un enojado Jorge Rial el último miércoles en Intrusos, América. La frase tenía como destinataria a su ex Silvia D’Auro. ¿El motivo? Un escrito que presentó a principios de julio Eduardo Sande –abogado de D’Auro– en el Juzgado Civil N° 76 en el que se manifiesta una “situación de riesgo en la que viven sus hijas Morena y Rocío”, quienes están bajo la custodia del conductor y a través del cual se pide “medidas de resguardo”. Esto desató un nuevo round en esta ya ex pareja.

Luego de más de un año D’Auro rompió el silencio y habló en exclusiva con Perfil.

—¿Por qué surge esta nueva pelea entre usted y su ex?
—Surge luego de que Morena me pidiera fotos de ella de chiquita para su fiesta de 15; fotos en las que no esté yo. No accedí y me dijo de todo. Me quieren borrar. Como yo no se las di, llamó a mi hermano, a mi mamá… Entonces, asesorada por mi abogado entendí que tenía que tomar cartas en el asunto.

—¿Cómo es la relación actual con Rial?
—El me quiere borrar de la vida de mis hijas, si no, no actuaría como lo hace.

—¿Las chicas tienen relación con su familia?
—Van a comer a lo de mi mamá al menos una vez por mes. Y se llevan bien, salvo cuando mamá les quiere hablar de mí: le cambian de tema.

—¿No hay chances de vinculación entre ustedes?
—Parece que no. Yo trato de ocuparme todo lo que puedo y hasta donde me dejan. Pero las chicas le dijeron a la jueza: “A Silvia no la queremos ver”. No las puedo obligar, sólo trato de ocuparme de que estén bien.

—¿Cómo lo hace?
—Una vez al mes voy al colegio, firmo los boletines y me entero de todo. Por ejemplo, que Rocío esta semana tenía ya 21 faltas, que le quedan sólo siete para quedarse libre. Y no sé de qué buenas notas habla el padre porque no hay ningún 8 o 9. De hecho, las dos tenían que rendir materias del año pasado y no se presentaron a todas. Y las que dieron reprobaron. Al padre le preocupa más que viajen y las vacaciones que que estudien. Cuando estaban conmigo, Rocío era abanderada y no tenía faltas. Morena ahora ni va al colegio con la excusa de su tratamiento contra la obesidad. Pero sí va a bailar, de viaje… Me asesoré, hablé con médicos y nadie recomienda que deje de ir al colegio y que pierda sus amistades, incluso aunque repita. Además, eso nivela para abajo a Rocío.

—¿Por qué cree que se da esta situación hacia usted?
—Yo sostengo que si yo no le hubiera pedido el divorcio, este hombre no lo iba a hacer nunca porque estaba muy cómodo con la cama limpia, los calzones limpios… Y yo ocupándome de laburar como una burra y de las nenas. Durante doce años me ocupé sola de mis hijas. Cuando le decía: “Están mirando tele y se tienen que bañar”; él me decía: “Yo no les dije nada”.
Y venía la empleada y me decía que había sido él quien había dado otra orden.

—¿Usted cumplía el rol de “la mala”?
—Obvio, por poner límites; él nunca lo hizo. Entonces, obvio las nenas tiran para su lado. Las madres siempre quedamos como brujas. Me considero una madre estricta.

—Rial dijo que era violenta…
—Hablé con todas mis amigas y no conozco una que no le haya dado un chirlo a su hija en algún momento. Vos empezás a las seis de la mañana con el “levantate, levantate, levantante”, al mediodía es “comé, comé”, y a las siete de la tarde es “¿estudiaste?”. Entonces, por más angelical que seas, no es el mismo tono el de las seis de la mañana que el de las ocho de la noche.

—¿Cómo son las chicas ?
—No son complicadas pero están en una edad complicada, la adolescencia. Y la verdad es que la mejor imagen de mujer no es la que el padre tiene al lado (N. de la R: se refiere a Mariana Antoniale). Lamentablemente, poco inteligente de su parte. Si cree que con eso él me afecta… A las únicas que afecta es a nuestras hijas.

—¿Creé que Antoniale es una mala influencia?
—Claramente. Muchas amonestaciones de Rocío son por ir con las uñas pintadas al colegio.

—¿Quiere la tenencia de sus hijas?
—Las chicas decidieron ir a vivir con el padre y está perfecto. Yo las respeto. Nunca pedí la patria potestad. Pero una cosa es eso y otra es que no tengan límites. Están tan ensimismadas… Mas allá de que Morena tiene un Edipo con el padre que yo alimenté y que me parece fantástico. Pero lo que tienen ellas es un síndrome de alienación parental. Pero insisto, ellas eligieron estar con el padre y yo voy a respetarlo. A mis hijas no las quiero ver sufrir pero la falta de límites no es educación. No es que él no puede poner límites, no quiere. Es más cómodo quedarse en la cama whatsapeando.

—¿La invitaron a la fiesta de 15 de Morena?
–No. A mi hermano y a mis papás, sí. Y me duele porque soñé con la fiesta, porque en este casa donde estoy yo, en San Carlos, era donde habíamos planificado hacerla, alquilar una carpa blanca para el jardín, y un grupo electrógeno por si se cortaba la luz para que nada pudiera arruinar el cumple de mis hijas…

—¿Y ahora qué piensa?
—Que él puso en Twitter que yo les iba a tener que explicar mucho a las chicas y el que más va a tener que explicarles a ellas por qué las separó de la madre es él. Porque mis hijas saben quién las educó durante doce años. Además él amenaza, y la verdad es que a esta altura si tiene que hacer alguna declaración, por qué no la hace en Tribunales como hago yo, no en la tele. Cada día está más misógino, y la prueba está en cómo están nuestras hijas en cuanto a su actitud, salud y estudio. Es muy preocupante.

—¿En serio siente que Rial las separa de usted?
—Claramente, porque el que tiene miedo de quedarse solo es él. Pero ésta no es la manera de tener a alguien, atado. Al tener a sus hijas al lado como rehenes, hablándoles mal de la madre, a las únicas que está perjudicando es a la psiquis de las nenas. Van a tener que hacer todos terapia. Yo jamás las quise separar, aun no estando de acuerdo firmé permisos para que vayan de vacaciones a Aruba, por ejemplo.

—¿Usted igual habla con sus hijas?
—No, porque cambiaron los números de los celulares, y el del teléfono del departamento de Pampa y Libertador. Igual yo le escribo a Rocío y aunque no me responda, sé que me lee.

En el documento presentado por D’Auro a la Justicia se detalla, por ejemplo, que no se cumple con la orden judicial “que prohíbe la difusión de imágenes de las menores” en los medios. Además se cuestiona los “plazos excesivos” de la defensora de menores para dictaminar en cada oportunidad en que se le confiriera traslado o vista de las actuaciones” y desliza que esta situación “marca una pauta o de desinterés por los derechos a resguardar”. Por todo ello, el abogado Eduardo Sande pide “evaluación psicodiagnóstica”, para “poner fin a la actual situación de riesgo moral, psicológico y físico de ambas menores”, y califica la conducta de Rial como “violencia de género, conforme lo normado en la Ley 26.485”.

“Los hijos siempre necesitan amor. Hay padres o madres que quieren serlo circunstancialmente. Por conveniencia o para el afuera. O por guita también”, dijo Jorge Rial en Intrusos el miércoles pasado. “No hay que aparecer un minuto y desaparecer, supongamos dos años. Eso no es ser ni padre o madre, ni amar a tus hijos”. Luego sin nombrar a Silvia D’Auro sí le habló directo a ella: “Te perdiste un montón de cosas. Hay gente que tendría que aprender a dar un paso al costado. Que su repudio, haber marginado a sus hijos, hizo doler mucho y dejó una herida muy grande. Sería bueno que por una vez en la vida tuvieran un acto de compasión hacia ellos mismos y dieran un paso al costado. Y en la intimidad dijeran: ‘No pude llevar adelante esto, no supe querer, y al no saber querer, no logré que del otro lado me quieran. No me eligieron porque en el momento en que yo tenía que dar cariño, preferí dar golpes, o maltratar’. Sabés lo que costó rehacer la vida. Rehacé la tuya y no nos rompás más las pelotas”, cerró el conductor.

Fuente: Diario Perfil.

Jorge Rial habló de la lucha de una de sus hijas

Rial hizo alusión a la tirante relación que mantiene con Silvia D´Auro y dio detalles, por primera vez en esta etapa, de las reacciones de Rocío y Morena. “Hay un vínculo que no se rompe ni con estupideces ni con mentiras”. También habló del esfuerzo especial que realiza una de sus hijas.

En una charla radial con Oscar González Oro, Jorge Rial ahondó en los detalles de esta etapa en la que su ex mujer vuelve a arremeter en su contra, luego de dos años de aparente calma. “Estamos preparando el cumpleaños de 15 de una de las chicas y necesitamos fotos, para tratar de reconstruir esa historia.
No quedaba una sola y fueron a pedirlas porque quedaron en otro lugar… pero parece que intentar reconstruir ese pasado enoja. Lo vamos a reconstruir igual, es muy duro ver a una hija que ayer me pedía que nos vayamos, que nos vayamos del país”.

A raíz del reencuentro de Estela de Carlotto con su nieto, el conductor reflexionó: “Tengo una contradicción emocional. Pensar que ella lo ama y lo amó siempre, sin conocerlo. Otros, en cambio, compartió 13 años y lo único que hacen es abandonar; repeler…”

Pese a que el tema es público, Rial intenta mantener cierta reserva sobre algunos aspectos del caso. “Mis hijas y yo somos los únicos que sabemos la verdad de todo y duele mucho. Una historia de violencia que nadie conoce… pero somos muy fuertes”.

Luego, no quiso dar más detalles, pero aclaró que este problema se resolverá en la Justicia: “El vínculo que tenemos es irrompible, no hay manera de romperlo: ni con estupideces, ni con mentiras, ni con escritos. Lo peor de todo es exponer a los hijos, exponerlos como se los expuso”.

“Nadie sabe la lucha diaria que tiene eso pero Morena es tan pero tan inteligente, que la ira lo único que hace, es potenciarla para seguir luchando”.

Rial a D’Auro: “Me desperté y vi a mis hijas. Están a mi lado”

Luego de leer con atención el reportaje que le dio su ex mujer, Silvia D’Auro, a Perfil, Jorge Rial usó su cuenta de Twitter para responderle.

 

En la nota, D’Auro explicó cuál fue el detonante de esta nueva pelea mediática que mantiene con el periodista: “Morena me pidió unas fotos de ella de chiquita para su fiesta de 15; fotos en las que no esté yo.

No accedí y me dijo de todo. Me quieren borrar. Como yo no se las di, llamó a mi hermano, a mi mamá”, aclaró la ex de Rial.

La cena íntima de Diego Maradona junto a su clan y Verónica Ojeda

Diego Maradona parece abocado al operativo reconciliación junto a Verónica Ojeda.Tras instalarse en la casa de su padre en Devoto, el Diez incluyó a la madre de su hijo Diego Fernando en una cena familiar que se realizó el viernes pasado en un restaurante de Ezeiza.

Maradona se mostró sonriente y distendido cuando se acercaron a saludarlo durante su cena familiar en El Mangrullo, en Ezeiza. Entre los comensales se encontraba Ojeda, pero parece que el pequeño Diego Fernando se quedó en su casa con una niñera, porque no se lo vio en las fotos de la velada.

Lo que es más, la charla entre los invitados fue amena y extendida, y fuentes cercanas al grupo informaron que Ojeda viajaría junto a Maradona cuando el Diez vuelva a trabajar a Dubai, en los Emiratos Árabes.

Lejos de Diego Maradona, Rocío Oliva hace borrón y cuenta nueva

La ex novia del director técnico confirmó a través de la red social que lejos está de volver a mantener una relación con Diego. Alejada de los medios, Rocío Oliva parece querer comenzar una nueva vida.
Según relató Ángel De Brito en “BDV”, la rubia retomó su vida deportiva y se encontraría haciendo terapia para resolver los conflictos familiares que vivió junto a su familia.
Pensando en su futuro, Rocío también decidió alejarse de la vida mediática. Incluso, De Brito confesó que nunca fue a cobrar el sueldo por el mes de trabajo que tuvo en “El diario de Mariana”, con el que viajó a Brasil.

La depresión de Leo Fariña en la cárcel

Leo Fariña sigue preso en la cárcel de Ezeiza y su depresión va en aumento. El empresario busca salir de la prisión a fin de este año, pero también quiere cambiar de abogado. Fariña pretende tener un mediático como asesor legal, cosa que Rodolfo Baqué, su actual representante no tiene.

El empresario y ex marido de Karina Jelinek se encuentra detenido desde el 25 de marzo por una deuda de más de 28 millones de pesos a la AFIP. En cuatro meses, la causa apenas tuvo avances y está prácticamente detenida

La rodilla complica a Matías Alé y debe volver al quirófano

Ángel de Brito encendió la luz de alarma cuando compartió una imagen de la rodilla izquierda de Matías Alé totalmente inflamada. Al actor y participante de Bailando 2014 le falta un ligamento, los meniscos y una parte de la rótula. Debe pasar por el quirófano, pero hace tres años que sus compromisos laborales no se lo permiten.”Ya hablé con mi médico y le dije que sí o sí necesito operarme. Espero tener un bache en el trabajo para hacerlo”, contó Alé, pero aclaró que no piensa bajarse del certamen de Marcelo Tinelli: “Ojalá llegue lo más lejos posible, pero en cuanto termine mi participación y no tenga gira con la obra (Sé infiel y no mires con quien) lo hago. Supongo que no me iré de vacaciones antes de la próxima temporada de verano”.”No tengo estabilidad, me duele mucho. Cada vez que ensayo, cada vez que hago un mal movimiento, la rodilla se me inflama y quiere empezar a sacar líquido por cualquier lado”, graficó Alé, que pese a eso, no pone al dolor en el primer lugar de los motivos para intervenirse. “Lo hago porque quiero volver a jugar al fútbol, quiero volver a estar bien, no quiero tener la pierna así, sino me la dejó así, porque no quiero volver a pasar lo que pasé”, expresó, refiriéndose a la complicación que surgió tras su última operación: por un germen intrahospitalario pasó 60 días internado y casi le amputan la pierna.Una vez que se realice la cirugía, Alé deberá pasar entre 20 y 30 días sin pisar en una primera etapa de la rehabilitación. Luego, para volver a hacer actividad física (“bailar, jugar al tenis o al fútbol”, detalló), debe esperar entre 6 y 9 meses.En Ideas del Sur están atentos a lo que pasa con su rodilla a la que luego de cada ensayo tiene que ponerle “mucho hielo”. Pero, mientras la producción tiene en cuenta su estado, el jurado le tira dardos como si no conociera lo que sufre: “Eso es lo que a mí me da bronca. Me joden con el peso, pero no saben el tratamiento que tengo, inyectándome, tomando corticoides. Lo que pasa es que si yo lo digo, después dicen que me victimizo o estoy dando lástima. No es eso, estoy contando una realidad. Cualquiera va, dice que le duele un dedo, ponen un reemplazo y hacen todo un espamento y yo no puedo decir nada. Entonces, aprieto los dientes”.

Ale y Ravelli seran padres?

Matías Alé y Sabrina Ravelli no solo quieren casarse, sino que también ya estarían haciendo planes para tener un hijo muy pronto. En Este es el show, Nico Magaldi le preguntó al participante de Bailando 2014: “¿Vas a ser papá? ¿Sabrina está embarazada? Me la crucé y me dijo que no se sentía bien, que estaba cansada”.
Alé se mostró muy emocionado y contestó: “Eh… no aún. Estuvimos ahí muy cerquita. Estamos haciendo bien los deberes”. Además, le consultaron si su novia había tenido un “atraso” en su período. “Sí, en la coreo tuvimos un atraso, fuera de ritmo”, respondió con ironía.
Más tarde, dio a entender que sí se habían ilusionado con la posibilidad de un embarazo: “Estuvimos en Bahía el fin de semana y las fechas daban, qué sé yo”. Luego, Matías seguía respondiendo con evasivas: “No la quiero mandar al frente porque me va a matar. Estamos tomando los tiempos de otra manera para no exponernos”.
Por otra parte, durante la entrevista, el participante mostró su enojo porque los miembros del jurado ya han señalado en reiteradas oportunidades que tiene “unos kilos de más” o que está “pesado”.
Cansado de que lo traten de “gordo”, aseguró que piensa ponerles un freno: “Sí, me siento discriminado, los denunciaría ante el Inadi. Te da enojo y más cuando se meten con Sabrina. Lo que cansa es que sea todo el tiempo lo mismo”.
Pero, también aprovechó para criticar al jurado: “Yo voy a responder con la misma vara. Lo mío en un año lo puedo solucionar, Hay que ver si las personas que me evalúan a mí pueden solucionar en un año cosas físicas. Yo en un año puedo bajar, tengo 36 años, ellas no sé”.
Luego, fue un poco más lejos con sus declaraciones: “El pelo que tengo es mío, no necesito maquillarme para salir a la mañana de mi casa, la única operación que tengo es de mi rodilla”.
Al enterarse de la posible denuncia al Inadi, Moria y Nacha Guevara se rieron. Pero la protagonista de Priscilla no se quedó callada y disparó: “Ese recurso ya está pasado de moda. Cuando le decimos que está pesado es por falta de training. Él nos discrimina por la edad, denuncia al Inadi. Es un maleducado, irrespetuoso y poco caballero”.

El tenso encuentro entre Rocío Oliva y Luis Ventura

Luis Ventura fue, por muchos años, un anti Maradona. El periodista estuvo en contra del 10 hasta la famosa charla en donde solucionaron todos los problemas. Sin embargo, el conductor de Secretos Verdaderos nunca hizo las paces con Rocío Oliva, con quién tiene una relación tirante.

Ventura fue a buscar a Rocío a un garaje y la ex novia del astro le respondió de mal modo: “Con vos no tengo nada que hablar”. Sin embargo, tuvieron una charla conciliadora y el periodista pudo sacarle un par de declaraciones a Oliva para su programa.